Clicky

El día que el tango revolucionó la moda

Se podría decir que el tango surgió como una forma de arte proveniente de los sectores más pobres de la República Argentina. En sus primeros años, tanto la clase media, como alta, no podían evitar cruzarse  con el tango, en aquellos lugares en donde todas las clases sociales se mezclaban, como el algún que otro bar. Se cuenta que en aquellas épocas, este baile estaba mal visto, descalificando totalmente el estilo de los bailarines de tango; cosa que años más tarde cambió de manera rotunda, debido a que para sorpresa de muchos, esta danza causó furor en Los Estados Unidos y gran parte de Europa, donde la cultura del tango condicionaría la moda, ya que se trasladó de los barrios más marginales a grandes salones de París, Londres y Nueva York.

Este tipo de baile causó tanta sensación que en poco tiempo revolucionó e impuso el uso del corsé, en las mujeres. Debido al furor generalizado, los fabricantes de esta prenda, debieron adaptarse al enorme cambio en la demanda, comenzando a confeccionar miles de corsés especiales para bailar, los cuales permitían una mayor libertad de movimiento en la parte superior del cuerpo. En cuanto a la vestimenta del hombre, se distinguía por la utilización de botas con tacos altos, sombreros de fieltro y corbatas mal anudadas. Músicos famosos de tango, como el queridísimo Carlos Gardel, influenciaría años más tarde, la vestimenta del hombre, ya que utilizaba muy a menudo, una bufanda de seda, trajes con doble botonera y un peinado bien tirado hacia atrás.

CMS_1309532087421_zapatos_de_tangoLa popularidad del tango hasta el día de hoy se encuentra más que vigente, y claro está cuando se visita la ciudad de Buenos Aires, en donde a cualquier hora del día y en especial, en el barrio de La Boca, se puede disfrutar de esta hermosa danza. Para los que no tuvieron la oportunidad de ver un baile de este género, haciendo clic aquí, podrá ver uno y enamorarse de su esencia.