Clicky

¿Cuánta agua debemos tomar cuando hacemos ejercicio?

Siempre y en todo momento oímos lo esencial que es tomar suficiente agua. Entre otras muchas cosas, se nos afirma que tomemos por lo menos 8 vasos de agua al día y que “nos adelantemos a la sed” durante el ejercicio para evitar la deshidratación, que daña el desempeño y es perjudicial para la salud.

Las investigaciones muestran que normalmente conseguimos suficiente agua mediante los alimentos (que proveen alrededor del veinte por ciento de nuestra agua) y las bebidas (incluyendo café, soda y alcohol) y que para la mayor parte de nosotros, la sed es un indicador fiable de en qué momento precisamos más líquido, aun a lo largo del ejercicio.

toma agua durante el ejercicio

La deshidratación no siempre y en toda circunstancia es la amenaza que representa. Conforme una investigación reciente (y contrario a la creencia popular), normalmente no es una causa de calambres musculares relacionados con el ejercicio o bien enfermedad por calor. Y una investigación que incluyó corredores competitivos encontró que la deshidratación leve no daña el desempeño del ejercicio.

Pero no hay que sobrepasarse de agua durante el ejercicio, si ingiere tanto líquido que su cuerpo no puede deshacerse del exceso mediante la sudoración o bien la micción, los niveles de sodio pueden ser arriesgadamente bajos. La afección resultante, famosa como hiponatremia o bien intoxicación por agua, puede ocasionar cefaleas, vómitos, confusión, conmociones y, en ciertos casos (extremos) la muerte. No es lo idóneo. Anteriormente, la hiponatremia se generaba primordialmente en corredores de maratón más lentos, mas asimismo aparece en personas que participan en actividades como el senderismo, los medios maratones y el yoga caliente.

Un procedimiento común para determinar su estado de hidratación es comprobar el tono de su orina. De manera frecuente oímos decir que el pis ha de ser de color amarillo pálido y que cuanto más obscuro sea, más desecado va a estar. Mas este consejo asimismo es falso.

En una revisión de la patentiza, los estudiosos desacreditaron la noción de que el tono de la orina es un marcador preciso de hidratación. Una parte del inconveniente es que ciertos comestibles (como la remolacha y la zanahoria) pueden afectar el tono de la orina, de la misma manera que ciertas vitaminas. Lo mismo ocurre con ciertos fármacos y suplementos dietéticos. Asimismo es preciso estimar la cantidad de agua presente en el inodoro, singularmente considerando las opciones de ahorro de agua populares actualmente. Además de esto, esmerarse por hacer pis pálido podría inducirle a tomar demasiado, a sobrehidratarse y a desarrollar hiponatremia.

Los especialistas que redactaron el informe sobre la hiponatremia afirman que la mejor forma de asegurarse de hidratarse apropiadamente ya antes, a lo largo de y tras el ejercicio es “tomar líquidos palatables cuando tiene sed”, en otras palabras, si siente que el papel de lima se siente en la boca, sencillamente tome una bebida.

Si para , los “fluidos apetecibles” incluyen agua pura, esa es su opción mejor. Si no, puede decantarse por gotas de sabor o bien polvos. Una desventaja es que estas opciones de manera frecuente poseen edulcorantes artificiales y otros aditivos. Si busca algo más natural, agregue rebanadas de fruta como limón o bien naranja, verduras como pepino o bien ramitas de yerbas.

Las bebidas deportivas, que poseen líquidos, hidratos de carbono y minerales conocidos como electrolitos, asimismo pueden ser útiles para los atletas que hacen ejercicio robusto a lo largo de más de una hora, en especial en tiempos calurosos. Mas para la mayor parte de nosotros, no ofrecen ningún beneficio sobre el agua y poseen calorías auxiliares y azúcar que no precisamos.

El agua de coco, que claramente ha tenido su instante como bebida de tendencia de elección y que de manera frecuente se presenta como una opción alternativa a las bebidas deportivas, es rica en potasio electrolítico. Mas el agua de coco en general contiene menos sodio que las bebidas para atletas, lo que la hace menos eficaz para cualquiera que haga ejercicio robusto y prolongado. Al paso que ciertas personas prefieren el sabor del agua de coco al del agua normal, el agua de coco asimismo tiene más calorías, y las investigaciones prueban que ofrece una diferencia mínima en la hidratación de los humanos.

Pese a la exageración que rodea a otras aguas singulares que penetran en la escena recientemente (alcalinas, destiladas, oxigenadas o bien mejoradas con vitaminas), hay pocas pruebas de que sean más ventajosas que el agua normal tratándose de hidratación, desempeño atlético, restauración o bien salud generalmente, de momento.

Lo importante es escuchar al cuerpo, si tienes sed, toma un poco de agua. Una botella de agua de medio litro es suficiente para una actividad física de unos 60 a 90 minutos. Para prácticas más largas, intenta tomar líquido cada diez a veinte minutos para sostenerse bien hidratado. Si no te gusta el agua para hacer ejercicio, prueba frutas o algún líquido con electrolitos.

Estos consejos te serán de utilidad para todo tipo de ejercicios.